Luca Borghi

Si los cuatro humores presentes en el cuerpo humano (sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra) están equilibrados, habrá salud. Así pensaba Hipócrates, y también sus sucesores durante dos mil años. Hoy permanecen huellas importantes de esa teoría en el temperamento (sanguíneo, flemático, colérico, melancólico...). El sentido del humor es hoy algo bien distinto, pero ese factor humano ha determinado las grandes intuiciones, los grandes giros e innovaciones en el ámbito médico y sanitario, en especial desde finales del siglo XVIII.

Luca Borghi ofrece un amplio recorrido histórico, (...)