Dolores Herrero Ferrio

Lola Herrero empezó a estudiar Derecho en Madrid, ciudad donde nació y donde reside; pero enseguida se dio cuenta de que lo que más le gustaba era inventar historias para los niños.


 


Le encantan los cuentos de hadas y los libros que hacen soñar, como los que lee a menudo a sus dos hijos; y opina que siempre hay que tener un libro entre las manos y disfrutar de su lectura en cualquier momento del día, aunque sólo sean unas líneas. Es suficiente para mantener vivos los sueños.