Enrique Gil y Carrasco

Enrique Gil y Carrasco nació en Villafranca del Bierzo (León) en 1815, y se trasladó en 1823 a Ponferrada, población a la que están ligados muchos rasgos de su obra. Tras comenzar en Valladolid la carrera de Derecho, en 1836 marcha a Madrid para terminarla. Allí conoce a Espronceda, que le abre las puertas del triunfo leyendo en 1837 uno de sus poemas y propiciando que se publicara su obra en diversos periódicos.


 


Tras la muerte de su amigo y protector en 1842, Enrique Gil se entregó a terminar El señor de Bembibre, que se publicó en 1844. En el verano de 1845, la tuberculosis que padecía desde hacía años se agravó, hasta llevarle a la muerte el 22 de febrero de 1846.


 


Autor de gran sensibilidad, y de estilo muy cuidado, Gil y Carrasco expresó como pocos los sentimientos personales. Bebió en las mismas fuentes culturales que otros narradores; pero las hizo suyas sin imitar, y aportó a sus relatos un tono propio y original.