Cadencia de lo urbano

Nació el 14 de abril de 1963 en Alba de Tormes (Salamanca), pero toda su infancia y adolescencia transcurrió vinculada al enclave manchego. En Ciudad Real hizo sus estudios de Bachillerato y COU. Cursa, entre 1981 y 1986, la licenciatura de Filosofía en la Universidad de Salamanca. Allí trabaja como becario de Investigación durante cinco años, y accede al grado de Doctor en 1993. Actualmente es Ayudante de la Facultad de Filosofía. Su interés por la poesía arranca en edad juvenil. Fue decisivo para este desarrollo vocacional su encuentro con los poetas salmantinos agrupados en torno a la revista Papeles del Martes, donde dió a conocer habitualmente sus poemas. En 1986 aparece Astucia de la noche, Premio de la Universidad Popular de Alcazár de San Juan (Ciudad Real). Ha obtenido también el Premio de Poesía Lazarillo T.C.E., otorgado en Manzanares y, en 1990, el Premio Eladio Cabañero de las Letras de Tomelloso. CADENCIA DE LO URBANO, Premio Florentino Prérez-Embid 1992, que otorga la Real Academia Sevillana de Buenas Letras., apoya su motivación fundamental en la evidencia de esa crisis que afecta de modo persistente, a los ideales modernos. Nos movemos en ua civilización cuyo emblema es el contorno ciudadano, según señala, entre otros, Octavio Paz. La poesía de hoy no puede ser ajena a tan cotidiano determinante de nuestro vivir, ni tampoco a los elementos que acompañan sus realidades provocadoras de una decepción cada vez mas visible. Encuadrado en las lindes de ese paisaje, centro de una cultura, el poeta afronta un deseo de superar aquello que, a su juicio, impide que asome la raíz del asombro ante el mundo. A través del escepticismo, la ironía, la pasión lúdica, convierte en materia literaria, con bello lenguaje y riqueza simbólica, lo que es paradigma del hombre de hoy. Al proceder así, se sitúa en un sentido opuesto a la poesía neobarroca tan frecuente en España durante el último decenio. Su propósito es que la palabra poética recupere el objeto real e histórico, desentendiendose del subjetivismo y las complacencias sólo verbales. Rehúye éstas e igualmente la aridez del concepto. Es el rigor de metáfora lo que le importa, en cuanto que sirve como cauce de los intenciones reflexivas: Seamos contingentes / y nada poseamos. / Ni pactos y ni recuerdos, / ni emociones oscuras.
Escritor
Colección
Poesía. Adonáis
Materia
<Genérica>
Idioma
  • Castellano
EAN
9788432130144
ISBN
978-84-321-3014-4
Edición
1
Número en la colección
504

Precio

Edición en papel
7,00 €