Colaciones II

    Las Collationes o Conferencias de Casiano son diálogos con monjes famosos de la antigüedad en el que el autor trata diversos aspectos de la vida monacal, alaba la vida eremítica y aconseja la ascética como camino para alejarse del pecado. Sus obras han ejercido una honda influencia en el pensamiento cristiano y en la formación de los grandes santos de la Iglesia.

    Escritor
    Colección
    Neblí
    Número en la colección
    20
    Materia
    Espiritualidad y experiencia religiosa cristianas
    Idioma
    • Castellano
    EAN
    9788432149535
    ISBN
    978-84-321-4953-5
    Depósito legal
    M-2992-2018
    Páginas
    450
    Ancho
    12,5 cm
    Alto
    19 cm
    Edición
    3
    Tapa blanda
    17,00 €

    Sobre Juan Casiano (Escritor)

    • Juan Casiano
      Juan Casiano, teólogo y uno de los fundadores del monaquismo occidental, nació hacia el año 365 en la Escitia menor. Siendo aún muy joven, marchó a Belén y comenzó la vida monástica. Hacia el año 400 se retiró a Constantinopla, y allí Juan Crisóstomo le ordenó diácono. Vivió dura... Ver más sobre el autor

    Contenidos

    En torno al año 415 el autor funda la Abadía de San Víctor de Marsella, con dos monasterios, uno masculino y otro femenino. Para ellos escribe las Instituciones (publicadas también en esta colección), en las que expone las obligaciones del monje y los vicios contra los que ha de estar prevenido; y sus Collationes o Conferencias. En ellas, en forma de diálogos con monjes famosos de la antigüedad -como complemento al libro anterior-, trata diversos aspectos de la vida monacal, alaba la vida eremítica y aconseja la ascética como camino para alejarse del pecado.


    Juan Casiano, teólogo y uno de los fundadores del monaquismo occidental, nació hacia el año 365 en la Escitia menor. Siendo aún muy joven, marchó a Belén e inició la vida monástica. Hacia el año 400 se retiró a Constantinopla, y allí Juan Crisóstomo le ordenó diácono. Vivió durante diez años en Roma, donde se ordenó sacerdote, y más tarde fue a Marsella, donde fundó dos monasterios. Murió hacia el año 435. Sus obras han ejercido una honda influencia en el pensamiento cristiano y en la formación de los grandes santos de la Iglesia.

    Libros relacionados