Juan Pablo II y Europa

Un análisis de sus intervenciones sobre las raíces de la cultura europea; la relación entre laicidad y herencia religiosa, y la influencia del pasado en su proceso constitucional.

Escritor
Colección
Bolsillo
Materia
Religión: general
Idioma
  • Castellano
EAN
9788432135026
ISBN
978-84-321-3502-6
Páginas
160
Ancho
12 cm
Alto
19 cm
Edición
1
Fecha publicación
13-05-2004
Número en la colección
183

Precio

Edición en papel
11,00 €

Sobre José Ramón Garitagoitia Eguía (Escritor)

  • José Ramón Garitagoitia Eguía
    José Ramón Garitagoitia Eguía es Licenciado en Derecho y Doctor en Ciencias Políticas con una tesis sobre El pensamiento ético-político de Juan Pablo II (2002), publicada con una presentación del último presidente de la URSS, Mijail Gorbachov. Se ha dedicado a la formación de uni... Ver más sobre el autor

Contenidos

-Desde el principio de su pontificado, Juan Pablo II ha recordado que Europa respira con dos pulmones, uno eslavo y otro occidental, y que esa realidad es la base para construir la casa común. «Parece renacer ante nuestros ojos una Europa del espíritu -dijo a comienzos de 1990-, basada en los valores y símbolos que la han modelado en la tradición cristiana que une a todos los pueblos».

Este ensayo presenta un análisis de las intervenciones del Pontífice sobre la cuestión: un esbozo histórico; las raíces de la cultura europea; la relación entre el principio de laicidad y la herencia religiosa del Viejo Continente; y un último apunte sobre la influencia de ese pasado histórico en el proceso constitucional de la nueva Europa. El libro ha sido prologado por Jacques Santer.

José Ramón Garitagoitia Eguía es Licenciado en Derecho y Doctor en Ciencias Políticas con una tesis sobre El pensamiento ético-político de Juan Pablo II (2002), publicada con una presentación del último presidente de la URSS, Mijail Gorbachov. Se ha dedicado a la formación de universitarios en San Sebastián, Zaragoza y Madrid, donde trabajó en la Agencia Aceprensa. Es también autor de Legado social de Juan Pablo II (2004).