La fuente de toda santidad

Con el paso del tiempo no son pocos los cristianos que dejan atrás el «hacerse como niños», tan recomendado por Jesucristo, y se vuelven simplemente pesimista. El éxito ya no tiene que ver con hacer lo correcto, sino con la búsqueda del propio interés. Se vive primero una doble vida, y luego se pierde de vista el camino correcto.
 
Sin embargo, seguimos añorando esa fe espontánea de la niñez. El hombre siempre tiene sed de Dios, pues solo Él es «fuente de toda santidad». El cristiano no se conforma con una espiritualidad light, y necesita recorrer de nuevo el camino hacia esas aguas que saltan hasta la vida eterna.
 
Este libro trata de la recuperación de esas conexiones entre nuestra vida como personas y como cristianos. Es para católicos que quieren ser fieles. Para el que una vez fue fiel, y para  el que fue menos que fiel. El episodio de Jesucristo con la samaritana, junto al pozo de Sicar, nos ofrece las claves para colmar nuestra sed de Dios.
Escritor
Colección
Patmos
Materia
Cristianismo
Idioma
  • Castellano
EAN
9788432142314
ISBN
978-84-321-4231-4
Páginas
144
Ancho
13 cm
Alto
19 cm
Edición
1
Fecha publicación
24-10-2012
Número en la colección
253

Precio

Edición en papel
13,00 €
También disponible en

Sobre J. Brian Bransfield (Escritor)

  • J. Brian Bransfield
    J. Brian Bransfield  es sacerdote de la archidiócesis de Fidadelfia (EE.UU.), doctor en Teología Moral por el Instituto Juan Pablo II de estudios sobre Matrimonios y Familia, y autor  de varias publicaciones de gran difusión. Actualmente es Secretario General asociado de la Confe... Ver más sobre el autor

Contenidos

-El hombre añora la fe espontánea de su niñez y tiene sed de Dios, pues solo Él es «fuente de toda santidad». El episodio evangélico de la mujer samaritana ofrece claves para colmar esa sed.