La verdad de los cristianos

    La literatura apologética del siglo II manifiesta cómo, en medio de crueles persecuciones, pueden surgir hombres honrados y decididos que muestran el cristianismo como el camino hacia la verdad.

    Escritor
    Colección
    Neblí
    Materia
    Cristianismo
    Idioma
    • Castellano
    EAN
    9788432138164
    ISBN
    978-84-321-3816-4
    Páginas
    160
    Ancho
    13 cm
    Alto
    19 cm
    Edición
    1
    Fecha publicación
    01-09-2010
    Edición en papel
    11,00 €

    Sobre Padres Apologistas Griegos (Escritor)

    • Padres Apologistas Griegos
      Los Padres Apologistas Griegos incluidos en este libro son:   Cuadrato : ateniense culto, considerado el primer apologista cristiano. Conoció a san Pablo y a san Juan.   Arístides : autor del escrito apologético más antiguo que se conserva.   San Justino : filósofo y una de las p... Ver más sobre el autor

    Contenidos

    El testimonio de los mártires de los primeros siglos constituye uno de los hechos capitales en la historia de la Iglesia. Ellos siguieron ejemplo de Cristo y, como Él, «vencieron al mundo».
    La literatura apologética cristiana del siglo II manifiesta cómo, en medio de crueles persecuciones, pueden surgir hombres decididos que clamen por la verdad, la justicia y la libertad. Se propusieron rebatir las calumnias, elaborar una crítica profunda del paganismo y mostrar el cristianismo como camino hacia la verdad absoluta.

    Después de dieciocho siglos su voz ha adquirido una especial resonancia en la doctrina del Concilio Vaticano II, sobre todo en la Constitución sobre la Iglesia.

    Los Padres Apologistas Griegos incluidos en este libro son:

    Cuadrato : ateniense culto, considerado el primer apologista cristiano. Conoció a san Pablo y a san Juan.

    Arístides : autor del escrito apologético más antiguo que se conserva.

    San Justino : filósofo y una de las personalidades más notables de la literatura cristiana primitiva. Murió mártir en Roma.

    Atenágoras : filósofo y autor de una bellísima apología cristiana, que aquí publicamos.


    MA acuerda con Cristino Solance que no se le pagan derechos por los comentarios y la preparación.