Henry James

Henry James nació en Nueva York en 1843. Destinado por su padre. Desde pequeño, a ser un «ciudadano del mundo», se educó, junto a su hermano, el famoso psicólogo William James, en distintas ciudades de Europa. A los quince años regresó a los Estados Unidos, donde publicaría sus primeros relatos, pero en 1875, a la muerte de su padre, fijó su residencia en Inglaterra. El contraste entre las culturas europea y norteamericana será uno de los temas repetidos a lo largo de su obra, y la clave de lo que se ha dado en llamar «novela internacional», presente desde su primera novela, Roderick Hudson (1875), a la que seguirían en poco tiempo El americano (1877), Los europeos (1878), Daisy Miller (1879) y Washington Square (1881), James puso mayor hincapié en los aspectos formales de la narración y desarrolló paulatinamente técnicas y tratamientos que anticiparon la mayoría de los experimentalismos del siglo XX. De esta época cabe mencionar Las bostonianas (1886), Lo que Maisie sabía (1898), Otra vuelta de tuerca (1898), The Awkward Age (1899), La fuente sagrada (1901) y, sobre todo, la triología formada por Las alas de la paloma (1902),  Los embajadores (1903)  y La copa dorada (1904). Practicó durante toda su vida la narración breve y produjo en este campo algunas de las páginas más hermosas de la literatura fantástica. Murió, nacionalizado británico, en Londres en 1916.