Ferdinando Rancan

Ferdinando Rancan, sacerdote italiano octogenario, impregna de infancia espiritual su contemplación del Evangelio, la adoba con su fantasía -eso sí, sin forzamientos arbitrarios que alteren la realidad histórica-, y ofrece un relato brioso y entrañable de la vida pública del Señor y de los últimos años de la Santísima Virgen, con el que acerca y hace más amable al lector las figuras de Jesús y de María.

  • Yo estuve siempre a su lado

    Yo estuve siempre a su lado

    "Hay que meterse en el Evangelio como un personaje más". A la luz de este consejo de San Josemaría, el autor contempla las incidencias de la vida pública de Jesús hasta su Ascensió...
  • Yo también vivía en esa casa

    Yo también vivía en esa casa

    "Hay que meterse en el Evangelio como un personaje más". A la luz de este consejo de san Josemaría, el autor se introduce en sus páginas y contempla y comparte los grandes y pequeñ...