Yo también vivía en esa casa

"Hay que meterse en el Evangelio como un personaje más". A la luz de este consejo de san Josemaría, el autor se introduce en sus páginas y contempla y comparte los grandes y pequeños sucesos de la Sagrada Familia.

Escritor
Colección
Religión. Fuera de Colección
Materia
Religión: general
Idioma
  • Castellano
EAN
9788432136801
ISBN
978-84-321-3680-1
Páginas
176
Ancho
15 cm
Alto
22 cm
Edición
1
Fecha publicación
01-04-2008

Precio

Edición en papel
11,00 €

Sobre Ferdinando Rancan (Escritor)

  • Ferdinando Rancan
    Ferdinando Rancan, sacerdote italiano octogenario, impregna de infancia espiritual su contemplación del Evangelio, la adoba con su fantasía -eso sí, sin forzamientos arbitrarios que alteren la realidad histórica-, y ofrece un relato brioso y entrañable de la vida pública del Seño... Ver más sobre el autor

Contenidos

-«Hay que meterse en el Evangelio como un personaje más». A la luz de este consejo de san Josemaría Escrivá, Ferdinando Rancan se introduce entre sus páginas, como un niño huérfano adoptado y acogido en el hogar de Nazaret. Con esos ojos de niño -que nunca deja de serlo- contempla y comparte de cerca los grandes y pequeños sucesos de la Sagrada Familia.

Confiesa el autor que, desde que se decidió a asumir esta perspectiva, «el Evangelio ya no ha sido para él simplemente un libro, sino una aventura personal». Por eso, gozoso de la experiencia, no desea más que compartirla y, a la vez, animar a otros a afrontarla por sí mismos.

Ferdinando Rancan, sacerdote italiano octogenario, impregna de infancia espiritual su contemplación del Evangelio, la adoba con su fantasía -eso sí, sin forzamientos arbitrarios que alteren la realidad histórica- y ofrece un relato brioso y entrañable, que él querría titular Diario de un niño adoptado por la familia más maravillosa y feliz del mundo, con el que acerca y hace más amable al lector la figura de Jesús, junto a las de María y José.

Libros relacionados