Carlos III y la política religiosa

Carlos III ha tenido, en general, lo que se llama buena prensa, y se le ha retratado de forma elogiosa. Casi todos los autores destacan el empeño del Monarca por sacar a España del ostracismo, elevando el nivel material y espiritual; así como su fe sólida y una conducta personal sin tacha. No obstante, se habla también de un divorcio entre su vida privada y algunas de sus medidas como gobernante.
 
Este trabajo aborda distintos aspectos de la política religiosa del rey Carlos: su catolicismo personal y su fuerte regalismo, que él creía perfectamente compatibles, aunque no siempre estuvieran dentro de las leyes eclesiásticas. Esta visión está en la raíz de las más trascendentes y polémicas disposiciones carolinas: la expulsión de los jesuitas de España y su posterior extinción. La política de Carlos III marca una nueva época en las relaciones de la Iglesia y el Estado.
Escritor
Colección
Bolsillo
Materia
HISTORIA
Idioma
  • Castellano
EAN
9788432134944
ISBN
978-84-321-3494-4
Páginas
200
Ancho
12 cm
Alto
19 cm
Edición
1
Fecha publicación
01-10-2004
Número en la colección
182

Precio

Edición en papel
12,00 €

Sobre Francisco Martí Gilabert (Escritor)

  • Francisco Martí Gilabert
    Francisco Martí Gilabert es Doctor en Ciencias Históricas, y ha dirigido su investigación hacia el mundo contemporáneo; también ha estudiado las relaciones entre la Iglesia y el Estado, en las que es un especialista. Ha publicado, entre otros títulos: El motín de Aranjuez; Políti... Ver más sobre el autor

Contenidos

-Carlos III ha tenido, en general, lo que se llama buena prensa, y se le ha retratado de forma elogiosa. Casi todos los autores destacan el empeño del Monarca por sacar a España del ostracismo, elevando el nivel material y espiritual; así como su fe sólida y una conducta personal sin tacha. No obstante, se habla también de un divorcio entre su vida privada y algunas de sus medidas como gobernante.

Este trabajo aborda distintos aspectos de la política religiosa del rey Carlos: su catolicismo personal y su fuerte regalismo, que él creía perfectamente compatibles, aunque no siempre estuvieran dentro de las leyes eclesiásticas. Esta visión está en la raíz de las más trascendentes y polémicas disposiciones carolinas: la expulsión de los jesuitas de España y su posterior extinción. La política de Carlos III marca una nueva época en las relaciones de la Iglesia y el Estado.

Francisco Martí Gilabert es Doctor en Ciencias Históricas, ha dirigido su investigación al mundo contemporáneo. Posteriormente ha estudiado las relaciones entre la Iglesia y el Estado, en las que es especialista. Ha publicado, entre otros títulos: El motín de Aranjuez; El matrimonio civil en España; La abolición de la Inquisición en España; Política religiosa de la Segunda República Española, y Amadeo de Saboya y la política religiosa.

Libros relacionados